Los centros comerciales deben responder a las nuevas necesidades de un mundo cambiante que se centra en las personas y sus vivencias y que derivan en el consumo o transacciones económicas como complemento de una experiencia.

¿Cómo afecta esta transformación a las dinámicas espaciales que hoy están más centradas en las experiencias de los usuarios?

Si los espacios comerciales se sienten rígidos y fríos y el comercio online está empezando a reemplazar la principal actividad de los mismos, debemos encaminarnos hacia una transformación llena de sensibilidad y un cambio de perspectiva. Los edificios “monofuncionales” pasan a un segundo plano para los consumidores que se sienten atraídos por experiencias múltiples y diversidad reunida en un solo lugar.

La evolución debe encaminarse desde múltiples aspectos y uno de los más importantes es el espacial.

La innovación espacial debe desarrollarse a través del análisis de la infraestructura existente identificando las particularidades correspondientes al interior y el exterior del edificio.

Esto con el fin de generar propuestas y soluciones desde diversos aspectos que tenga en cuenta los agentes principales que interactúan con dichos espacios.

Cuando los espacios a renovar estén identificados deben realizarse dos tipos de intervenciones, la primera está relacionada con el Confort espacial general enfocado en el bienestar que tiene como fin generar espacios que ofrezcan condiciones de habitabilidad óptimas para los usuarios.

El confort permite que se prolongue la permanencia de los usuarios y esto aumenta los índices de consumo.

Los centros comerciales ya no pueden ser espacios confinados sino más bien, abiertos a la ciudad, receptivos, capaces de ser un ecosistema que se mimetiza, el fragmento de un todo, como un barrio o mini ciudad.

La segunda intervención se basa en la Selección de usos y nuevos ecosistemas basados en la creación de experiencias. es importante identificar el contexto social y cultural del centro comercial, así como el tipo de usuarios que lo visitan y así enfocar la intervención de forma acertada.

Dentro de las cuatro estrategias identificadas, la primera es generar un ecosistema Cultural, Ingenioso y Soñador.

Este promueve espacios como zonas de exposición o talleres enfocados en las marcas habitantes del lugar, así como zonas que puedan albergar eventos en vivo.

La segunda estrategia a Conexiones y relaciones que son espacios enfocados en el relacionamiento y la creación de redes humanas con diversos fines

La tercera estrategia denominada Capital tecnológico se basa en la creación de una nueva capa en los espacios existentes a través del uso de herramientas tecnológicas para generar un alto nivel de conectividad que sea competitivo con el comercio “online”

La última estrategia es la Interacción experimental que es una propuesta que incluye 100% a las marcas se relaciona con las vivencias cara a cara con los clientes y el disfrute del producto o servicio que se pueda ofrecer.

Diagnóstico sector comercial

Diseñamos pensando siempre en crear espacios felices que están estrechamente relacionados con las necesidades y percepciones de las personas que los conocen y habitan, por ende, generamos este espacio participativo donde reconocemos e incluimos su opinión como usuarios para mejorar nuestros proyectos.

De acuerdo a lo anterior el área de investigación, diseño e innovación ha elaborado las siguientes preguntas que servirán como herramienta para la óptima implementación de estos espacios dentro de las empresas y que generará, de acuerdo a sus respuestas un diagnóstico personalizado que llegará a su correo electrónico junto con nuestro documento de investigación para este sector.


    d
    Sed ut perspiclatis unde olnis iste errorbe ccusantium lorem ipsum dolor
    [vc_row content_text_alingment=»left»][vc_column][vc_empty_space height=»12px»][/vc_column][/vc_row][vc_row css=».vc_custom_1553511627247{padding-top: 11px !important;}»][vc_column][/vc_column][/vc_row]